Sobre el yoga

Mi práctica diaria es de ashtanga, y mis clases están basadas en esta disciplina del yoga; adaptándome a las necesidades de cada alumno. En este estilo damos mucho énfasis en establecer con el alumno una capacidad de auto-práctica, de entender su propio cuerpo y necesidades; con la ayuda y acompañamiento próximos del profesor en todo momento.

En clase todos empezamos por la primera serie: Yoga Chikitsa, que limpia y tonifica el cuerpo preparándonos para las series que siguen. Cada uno de nosotros vamos a nuestro propio ritmo, avanzando a través de las posturas que se enlazan entre sí. En ashtanga yoga se enseña el llamado estilo Mysore[1], además de clases guiadas[2]. En nuestra shala[3] practicamos con base en las en las enseñanzas de Sharath Jois[4]. Así como de los profesores que he tenido la suerte y el honor de conocer y practicar bajo su tutela.

[1] En el estilo Mysore cada alumno empieza y ejecuta la secuencia de posturas a su propio ritmo. Mientras tanto, el profesor va circulando por la sala, dando consejos o ajustes a los alumnos.

[2] Una clase guiada es aquella en que todos los alumnos empiezan la serie al mismo tiempo y siguen el ritmo del profesor y su contaje a través de las posturas.

[3] Shala es una palabra en sánscrito. Shala de yoga significa casa o escuela de yoga.

[4] Sharath Jois es el nieto del fundador del ashtanga yoga en Mysore, India. Y él, junto con su madre Saraswathi son hoy en día los mayores representates a nivel global del ashtanga yoga.

Para llegar a esta meditación en movimiento usamos los siguientes recursos. Primero, tristhāna, que se compone de 3 elementos: Respiración (inspiraciones y expiraciones con la misma longitud), Asana (postura con alineación correcta) y Dristi (dirección de la mirada durante la ejecución de las posturas). Y segundo, vinyāsa: La coordinación entre respiración y movimiento. Éste, activa el calor interno del cuerpo que a su vez nos hace mas flexibles y elimina bloqueos y toxinas.